SEXO PARA HEDONISTAS.

En esta entrada voy a desarrollar el concepto y las variedades de la práctica de las parafilias desde una perspectiva de tabú sexual.

Etimológicamente, la palabra ‘’parafilia’’ proviene del griego para, que significa ‘’junto a’’ y filein, que podría traducirse como ‘’amar’’. Según la definición de la Real Academia Española, una parafilia es una desviación de índole sexual.

Se considerarían entonces parafilias todas aquellas prácticas sexuales que se desvíen de la actividad normativa aceptada en sociedad.

Las personas que disfrutan de estas prácticas encuentran placer fuera de una relación sexual convencional. Este tipo de comportamiento suele involucrar para su fin fetiches sexuales y/o actos sexuales atípicos y, en ocasiones, extremos.

nalaccuchu.jpg

Existen muchos tipos de parafilias (alrededor de 550 registradas), la mayoría de ellas completamente inofensivas, como el fetichismo o la atracción sexual por prendas de vestir. Sin embargo, existen ciertas parafilias que pueden provocar daños a terceros, física y psicológicamente, como ocurre con la pedofilia. Aquí vemos tomar parte al poder de la cultura en la que nos encontramos ya que, dependiendo del país, una parafilia será considerada delito, una simple infracción o absolutamente nada dependiendo de los daños que puedan causarse a terceros, de si existe consentimiento voluntario o, en su ausencia, se trata de un acto forzado y también se atenderá a la inmoralidad (e incluso amoralidad) del acto.

¿Moral o inmoral?

Este tipo de prácticas suelen traer consigo opiniones muy variadas. En la sociedad occidental, por ejemplo, lo más común es llegar a la conclusión de que las parafilias son actos llevados a cabo por gente anormal, cansada de los actos sexuales normativos o simplemente enfermos o degenerados. En otros países, como los asiáticos, las parafilias en adultos están mucho más contempladas siendo, por ejemplo, la hipersexualización de la infancia algo bastante integrado en su sociedad, el mundo del cine para adultos, la animación, etc.

Parafilia-04.jpg

La moral rige y juzga los comportamientos de los individuos en sociedad. Estos comportamientos están sujetos a ciertas convencionalismos sociales, pero no son universales.

Partiendo de la idea de que la moral es propia de la cultura y de que ésta se desenvuelve de acuerdo a una sociedad determinada, no creo que pueda decirse que, dentro de la inmensa variedad de las sociedades actuales y teniendo en cuenta su versatilidad, dinamismo y facilidad para el cambio, exista una moral única e inamovible que determine si este tipo de comportamientos son de manera universal, morales o no.

Añadir que, históricamente y a medida que avanzan las sociedades se han ido aceptando prácticas antes consideradas parafilias y que ahora, en tanto sean prácticas consensuadas  e inofensivas para los involucrados, son comportamientos aceptados bajo la libre  e incuestionable decisión de cada individuo como, por ejemplo, la masturbación o la homosexualidad.

ALBA MEDINA JIMÉNEZ.

Anuncios

LOS TABÚES DE LA BELLEZA

En esta entrada nos centraremos en los tabúes que corresponden a la belleza considerada femenina ya que la mujer ha sido, históricamente, la figura más supeditada a obedecer estos cánones teniendo por objetivo su sexualización y cosificación.

2

La belleza es un concepto subjetivo y cambiante, por ello ha sufrido diferentes transformaciones a lo largo de la historia en base a las diversas culturas, territorios y sus circunstancias. Por lo que, cada etapa histórica, ha elaborado su propio concepto de la misma y, en consecuencia, sus propios tabúes.

En base a esto, consideramos tabú en la belleza todo aquello que dista de los estereotipos normativos. Estos están reflejados en los medios de comunicación masivos y representan un movimiento de control socio-económico a gran escala, que penetra en las mentes de las generaciones actuales reproduciendo un único concepto de lo que puede ser atractivo y qué se considera anti-estético. Actualmente, este estereotipo en la mujer responde a una imagen de delgadez extrema, apariencia lánguida, cabizbaja y sumisa frente a un hombre poderoso, fuerte e independiente.

3

Nos encontramos ante un fenómeno social de culto al cuerpo que tiene por finalidad alcanzar el canon de belleza. En lugar de fomentar la vida sana, la confianza y el empoderamiento en base al ejercicio físico y una buena dieta, lo que se consigue es generar miedo a nuestros propios cuerpos al no conseguir la aceptación social. Esto desemboca en la persecución de la delgadez insalubre. Los medios de comunicación fomentan esto por intereses comerciales descuidando la salud pública en colaboración con las grandes farmacéuticas.

‘’ Esta variada muestra de mensajes forma un agobiante y tiránico discurso pro-belleza y pro-salud muchas veces falaz’’.

La sociedad rechaza ciertas características (evitables o inevitables para el individuo) que se han convertido en un tabú impuesto. La principal representación del tabú en la belleza que encontramos es la gordura. Las mujeres que no siguen las formas establecidas no son consideradas mujeres atractivas, siendo asexuadas y estigmatizadas. Nos preguntamos por qué es necesario hacer contra-campañas con personas gordas para dar visibilidad encontrándonos, como única respuesta, alabanzas a su valentía y su coraje a la hora de mostrar sus cuerpos sin miedo. Pero lo que jamás escucharemos por parte de la sociedad es: ‘’ ¡Qué mujer tan atractiva!’’.

1

Actualmente existen muchas aplicaciones que tienen por objetivo retocar las fotos para conseguir este falso canon de belleza. Los más utilizados son aquellos que te permiten eliminar las manchas de tu cuerpo, granos, cicatrices y, sobretodo, celulitis. Este tabú es alimentado por las diferentes firmas farmacéuticas, que sacan un gran beneficio económico a través de cosméticos y cremas que prometen resultados milagrosos siendo siempre el fin cubrir e invisibilizar la verdad.

4

Esto nos lleva a caer en una vorágine de falsedad en la que lo que prima es la apariencia escondiéndonos de nosotros mismos, persiguiendo siempre las exigencias del otro en lugar de las propias.

La belleza no normativa

” Acabemos con los tabúes del cuerpo femenino”

La evolución de los cánones de belleza a lo largo de la historia

El discurso crítico contra la tiranía del culto al cuerpo”

” Inválidos, feos y freaks ”. Marta Allué

Sexualidad en las personas con discapacidad

 Alba Gutiérrez García, Alba Medina Jiménez

El maltrato animal en la industria cárnica

La semana pasada saltaron las alarmas por una noticia que se convirtió en viral a las pocas horas de ver la luz. Era sobre maltrato animal en una granja ecológica de Francia. A raíz de este suceso me vuelvo a preguntar una vez más algunas preguntas en relación al maltrato animal en el negocio de la industria cárnica.

La primera de ellas se encuentra estrechamente relacionada precisamente con la noticia arriba mencionada, y es la siguiente ¿es posible una granja ecológica?. Desde mi punto de vista, tengo bastantes objeciones a este modelo que en teoría se presupone más sostenible que el tradicional, ya que considero que el maltrato animal persiste, no tanto como en otros modelos más agresivos pero sí desde luego en esencia, porque la idea principal sigue siendo beneficiarnos de los animales, ya sea de sus productos (huevos, lácteos, etc.) o bien del propio animal mediante el consumo de su cadáver.

Para continuar con la idea del consumo del propio cadáver del animal, me pregunto si el hecho de que comamos animales muertos es, además de una manera de sobrevivir aprendida culturalmente y transmitida de manera generacional, una forma obsoleta de tratar de demostrar nuestra superioridad sobre el resto de los animales. Está demostrado científicamente que somos un ente evolucionado de los primates, es decir, somos animales. ¿Por qué entonces consumir cadáveres de seres vivos con sentimientos cuando tenemos acceso a cientos de posibilidades a nuestro alcance para estar bien nutridos?

La respuesta a esta pregunta, se encuentra en el negocio de la industria cárnica. De la misma manera que sucede con otros mercados empresariales donde entra en juego el maltrato animal, como puede ser la tauromaquia (los defensores de ésta argumentan que produce un tanto por ciento significativo del PIB español) y bajo el paraguas de la protección económica estamos permitiendo un maltrato animal a escala planetaria.

Para concluir esta reflexión con algunas preguntas abiertas, que espero generen un debate constructivo, me gustaría compartir con vosotros una última cuestión ya en términos de sostenibilidad planetaria y no tanto en términos morales así como éticos. ¿De verdad pensamos que el mundo va a seguir aguantando por mucho tiempo que se maten nueve veces más animales que personas habitan la Tierra? Reflexionemos sobre nuestras ansias de utilizar (en el sentido más literal de la palabra) a los seres vivos que nos dan todo su amor en cuanto les damos una mínima oportunidad.

ANEXOS

La industria cárnica en cifras

“Según los datos publicados por el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino (MARM) en datos del 2009: 2.21 millones de vacas, 38.7 millones de cerdos, 11 millones de ovejas, 1.14 millones de cabras, 669.6 millones de aves y 49,3 millones de conejos… son sacrificados cada año en España. Un total de 771 millones de animales fueron sacrificados para el consumo durante ese año, tan solo en España. A nivel mundial según datos de Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la  Alimentación (FAO) en cifras de 2002 la cifra asciende a 63.000 millones de animales.
A todo esto hay que añadir las piscifactorias, las cuales se cobran la vida de 854.000 toneladas de animales marinos, solo en España. En el mundo la cidra es de 156.000 millones de toneladas”.

Si quieres conocer más sobre el negocio de la industria no dudes en visitar los siguientes enlaces (no olvides que como has podido observar me posiciono en contra del uso animal para consumo humano así que por tanto estos enlaces no hacen más que reforzar mi argumento).

Igualdad Animal: http://www.igualdadanimal.org/noticias/7440/que-nos-dirian-los-animales-de-granja-si-pudieran-hablar

Animal Naturalis: http://www.animanaturalis.org/p/530

Unión Vegetariana, Ponencia Segundo Congreso Vegetariano: http://www.unionvegetariana.org/congreso/Ponencia%20AnimaNaturalis.pdf

Partido Animalista contra el Maltrato Animal (PACMA): https://pacma.es/pacma-pide-incluir-alimentacion-vegetariana-en-la-ley-de-seguridad-alimentaria/

Y un último vídeo que considero es de visión recomendable, por lo menos para que seamos conscientes que se esconde detrás de nuestro plato.

 

MERCEDES MURIEL SAIZ

 

LA ASISTENCIA SEXUAL LLEGA A ESPAÑA

foto 1
Los derechos sexuales de las personas con diversidad son defendidos cada vez más en Europa, pero al no contar con un marco legal para desarrollarlos surgen múltiples impedimentos.

El debate lleva abierto muchos años en Europa, en numerosos países como Holanda, Dinamarca, Suiza, Bélgica entre otros , la asistencia sexual está subvencionada desde hace muchos años, porque es considerada como un servicio de salud. En contraposición a esta idea está el caso de Francia que debido a las diferentes opiniones entre los colectivos afectados, feministas, conservadores, no se ha podido tomar una decisión concreta.

En Dinamarca, Holanda, Suiza, Bélgica o Alemania la asistencia sexual es considerada como un servicio de salud por ello se subvenciona desde hace más de veinte años. En otros países la realidad es distinta por ejemplo en Francia el debate lleva abierto mucho tiempo y no se toma una posición concreta,  porque las diferencias  de opinión entre los colectivos afectados,  impiden avanzar en el asunto.

La asistencia sexual surge en España de manera muy reciente, ya que la necesidad de satisfacción sexual ha acabado imponiéndose sobre lo establecido. Fue Cataluña la comunidad autónoma pionera en implantar en España la asistencia sexual.

Surge así Sex Asistent, una asociación sin ánimo de lucro que ha abierto la puerta a los servicios íntimos para personas con diversidad funcional, con la puesta en marcha de un protocolo, Tandem Intimity, que pone en contacto a las personas que quieren recibir y ofrecer asistencia sexual.

Este protocolo consiste en una selección personalizada de usuarios y asistentes. En el proceso de selección de los asistentes han valorado la experiencia de cada persona en la asistencia personal, los límites a los que están dispuestos a llegar, tipo de diversidad, edad del usuario y, sobre todo, la motivación. Si se trata solo de una motivación económica, la persona queda descartada.

Comienza con una solicitud de asistencia, una vez concedida se produce una entrevista de 20 minutos entre asistente y usuario para que ajusten expectativas. Por último, transmiten a la coordinadora de Tandem Intimity sus impresiones y esta recomienda continuar o no con la asistencia.

De aquí en adelante la asociación ya no interviene, si no que son los propios interesados los que libremente llegan a los pactos que consideren necesarios. El número de asistencias que puede realizar un usuario es ilimitado.

Se ha originado un nuevo debate en España a raíz de la llegada de la asociación Sex Asistent, reivindica la necesidad de legislar esta figura como una opción sexual y piden que las necesidades afectivas y sexuales de este colectivo dejen de ser un tabú.

Todos tenemos derecho a acariciar, tocar y ser tocados, tener contacto corporal, gozar de un masaje y de juegos eróticos, de la masturbación, a sentirnos excitados sexualmente y disfrutar del placer de la penetración.

 

TRAILER DE LA PELÍCULA LAS SESIONES

NINOSKA TATIANA BURGOS BOLAÑOS

Sexualidad en las personas con diversidad

Hoy en día las personas con diversidad encuentran muchas dificultades y restricciones para un pleno desarrollo personal y social. Esto no es solo producto de su condición como individuo sino que la propia sociedad agrava esta situación a través de lo socialmente aceptado.

Al adentrarnos en el terreno de la sexualidad, ésta es entendida a partir de los prejuicios, tabúes y estigmas que impiden expresar y vivenciar adecuadamente este importante aspecto de la existencia humana.

La sexualidad es inherente a la persona, está compuesta por elementos biológicos (físicos), emocionales, intelectuales (psicológicos) e históricos y culturales (sociales). Aparece cuando las necesidades de ternura, amor, el lograr placer y el deseo de contacto son satisfechas. Su completo desarrollo en todas las dimensiones de la vida es esencial para el bienestar individual, interpersonal y social de una persona.

De los numerosos mitos existentes en torno a la sexualidad de las  personas con diversidad, estos son algunos de los más frecuentes y por tanto han de ser desmitificados, para dar paso a la realidad que se desconoce.

Las personas con diversidad no son sexuales.

Todos los seres humanos somos sexuales, es por ello que las personas con diversidad no quedan excluidas de esta afirmación. Expresan su sexualidad de diversas maneras al igual que todos los individuos, sin embargo, esto se desconoce debido a la cultura imperante en nuestra sociedad.

La mayoría de las personas con diversidad no pueden tener relaciones sexuales.

Cualquiera puede tener una relación sexual adaptando la actividad sexual. Las personas con diversidad pueden tener hijos de manera natural o a través de la adopción. Como ya se ha dicho anteriormente, todos somos seres sexuales.

Las personas con diversidad son seres “infantalizados” y por tanto carecen de sexualidad.

Esta idea contribuye a la consideración social de que las personas con determinadas diversidades son seres ‘asexuados’ y carentes de deseos eróticos o necesidad de contacto.

Las personas con diversidad, ya sea sensorial, física o psíquica, también sienten atracciones y deseos, se enamoran y se ilusionan, tienen fantasías, sienten amor y desean gustar, a veces se excitan, a veces tienen orgasmos, a veces buscan crear una intimidad con otro u otra, etc.

La capacidad para amar y para sentir es algo común a todos, aunque siempre es diferente la forma de expresar ese amor, así como lo es la forma de expresar la erótica.

Las personas con diversidad no necesitan educación sexual.

La ignorancia sexual es un obstáculo  para todos, todos somos sexuales y por ello tenemos derecho a recibir educación sobre ello.

Sus necesidades interpersonales son las mismas que las de cualquiera de nosotros, lo importante es darles darles la oportunidad de poder desarrollar las habilidades sociales que les permitan vincularse y expresar su sexualidad de manera apropiada.
La legislación educativa actual, en numerosos países, apuesta por la integración de todos las personas con diversidad y defiende la necesidad de educación afectiva y sexual.
Esto que es necesario en todos los menores, lo es aún más en quienes tienen limitaciones para desenvolverse en la vida, suelen disponer de menos experiencias sociales con sus iguales y son, con frecuencia, sobreprotegidos por los padres.

Estos son algunos de los mitos más comunes que existen en torno a la sexualidad con personas con diversidad, por ello  “La capacidad de sentir, vivir, expresar y compartir sensaciones corporales, afecto y ternura, poco tienen que ver con determinadas lesiones, enfermedades o minusvalías. El sexo forma parte de nuestra vida y no tiene sentido escindirlo de ella”.  (J.L.García, 2000).

                                         

                                                              MARINA RUIZ MARTÍNEZ

Vídeo que nos habla sobre la sexualidad en las personas con diversidad funcional