La palabra tabú etimológicamente tiene un origen incierto. Las referencias más antiguas nos llevan hasta Hawai, Tahití y la Polinesia, donde existía un término antónimo de esta palabra que se traduce como ordinario, así lo opuesto al tabú es lo común y corriente.

Se introduce en Occidente a través del inglés a finales del siglo XVIII gracias al capitán James Cook, quien lo introdujo en los relatos de uno de sus viajes. Se refería a un sacrificio religioso, lo intocable, lo prohibido.

En la actualidad, se entiende el término tabú en el lenguaje común para hacer referencia a las actitudes, acciones, comportamientos o conjunto de valores que son opuestos a lo socialmente aceptable.

Los tabúes son creados y trasmitidos culturalmente, su expresión es individual.

¿Se pueden clasificar los tabúes en positivo y negativo? ¿En función de qué varían? ¿En torno a qué? ¿Cuál es el fin de mantener tabúes?

Esperamos vuestra colaboración para así poder deconstruir-construir la palabra tabú: crear nuestra propia definición que de respuesta a esta y otras cuestiones.

Christian Schloe: Christian Schloe

 

Ninoska Tatiana Burgos Bolaños

Elvira Castro Gutiérrez

Marina Florit Reurer

Alba Gutiérrez García

Alba Medina Jiménez

Mercedes Muriel Saiz

Sergio Romero Urbano

Marina Ruiz Martínez

Anuncios

One comment

  1. Dalicatesen · febrero 9, 2016

    Bahía azuuuuul

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s